Vivir y Trabajar en España Legal

42


Hemos detectado la necesidad de los inmigrantes de tener un plan para emigrar a España. Aunque hemos cubierto diversos trámites y requisitos, estos no bastan por sí solos. Es importante contar con una estrategia que guíe a los inmigrantes desde su punto de partida hasta su meta. Por ello, presentamos tres planes de inmigración legales para quienes llegan al país sin una ruta definida, ofreciendo así distintas vías para emigrar legalmente a España.

Emigrar a España para estudiar

Muchas personas deciden mudarse a España con el fin de proseguir sus estudios superiores o comenzar una carrera universitaria. Sin embargo, aunque matricularse directamente en las instituciones educativas españolas pueda parecer atractivo, es vital tener en cuenta que gestionar este proceso a través del consulado de origen puede resultar en una tramitación más rápida. Es esencial cumplir con ciertos requisitos, como demostrar solvencia económica y estar oficialmente inscrito en un centro de estudios, para lograr la obtención de la tarjeta de estudiante. Generalmente, optar por esperar la decisión del consulado agiliza el proceso en comparación con hacerlo desde España, donde los periodos de espera en las oficinas de extranjería suelen ser extensos.

"No matricules directamente en España aunque parezca más fácil; la espera y los requisitos son más complicados que en tu consulado de origen."

Trabajo durante y después de los estudios en España

Una vez completados los estudios, es posible emplearse en España siempre que el trabajo no interfiera con la educación. Si se sigue una misma línea de estudios o carrera después de finalizar, es factible extender la validez de la tarjeta de estudiante. Para cambiar a una autorización de residencia y trabajo, resulta crucial demostrar capacidad financiera y haber superado los cursos académicos. En el caso de las profesiones relacionadas con la salud, el cambio de la tarjeta de estudiante a permiso de trabajo permite ejercer la profesión sin inconvenientes.

"Al terminar tus estudios, podrás trabajar en España sin complicaciones si cumples con los requisitos necesarios."

Vivir en España y Casarse con Ciudadano Europeo

Los inmigrantes en España tienen la posibilidad de adquirir residencia y, eventualmente, la nacionalidad española. Si se establece una relación amorosa con alguien de su país de origen, es factible contraer matrimonio allí y posteriormente gestionar el registro de dicho matrimonio en el consulado español. Casándose con un ciudadano de la Unión Europea facilita la obtención de un visado comunitario para hijos menores de 21 años de manera prácticamente inmediata. Tras residir en España por un período de un año, es posible solicitar la nacionalidad española, sin que sea necesario que los hijos cumplan con el mismo requisito de residencia legal.

"Te casas con una persona de la Unión Europea y luego pides el visado para tus hijos menores de 21 años, es prácticamente automático que darán visado sin tantas dificultades."

Alternativas para Inmigrantes en Busca de Empleo en España


Los inmigrantes que vienen a España en busca de oportunidades laborales pueden toparse con obstáculos al no hallar empleo de manera inmediata. Aquellos que huyen de persecuciones en sus países de origen tienen la alternativa de buscar asilo, obteniendo así la posibilidad de acceder a un documento que les permite trabajar pasados seis meses. Una ruta diferente es optar por la residencia de arraigo para la formación, demostrando interés en capacitarse en una determinada profesión, lo cual les otorga el derecho a trabajar una vez finalizados sus estudios.

"Los inmigrantes que llegan a España en busca de trabajo tienen la opción de pedir protección internacional o arraigo para la formación para poder trabajar legalmente en el país."

Posibles Vías Para Obtener Residencia en España

Para quienes no se ajustan a los criterios de la residencia para la formación, existe la posibilidad de optar por la residencia por arraigo social después de residir en España por tres años. Este camino implica la necesidad de poseer un contrato laboral o ejercer como trabajador autónomo, lo cual sirve para evidenciar su estabilidad económica y su aporte a la sociedad española durante el periodo requerido.

"Una vez viviendo en España tres años, se puede optar por la residencia por arraigo social, demostrando una integración efectiva en la sociedad española."

Si estás buscando asesoramiento especializado en gestiones de extranjería y nacionalidad española, te invitamos a contactarnos. Nuestra experiencia está dedicada completamente a los inmigrantes, comprendemos sus desafíos específicos. Para nosotros, cada preocupación tuya es de suma importancia. En la mayoría de los casos, ya nos hemos enfrentado a situaciones similares y conocemos las soluciones más efectivas. Pulsa aquí abajo para agendar una cita.