Renovación de la tarjeta de larga duración

441

¿Sabes cómo se hace el trámite de renovación de la tarjeta de residencia de larga duración? En este artículo te explicaremos cuándo se tiene que hacer este trámite, qué formulario de solicitud tienes que realizar y todo lo que tienes que saber sobre este trámite para que puedas evitarte cualquier tipo de problema relacionado a la falta de renovación de la tarjeta de larga duración.

renovación tarjeta larga duración

¿Cada cuánto tiempo tiene que renovarse la tarjeta de residencia de larga duración?

Una tarjeta de larga duración tiene que renovarse cuando hayan pasado 5 años desde el momento en el que se llevó a cabo la autorización de la residencia de larga duración.

Un error muy común que suelen cometer muchas personas es pensar que cuando se renueva la residencia de larga duración también se renueva el derecho a residir en España. Sin embargo, lo único que se hace es renovar el plástico, es decir, la tarjeta física que tiene los datos de autorización de residencia como dirección de domicilio, fotografías, etc., el cual es mejor conocido como TIE (Tarjeta de Identidad de extranjeros).

Para poder llevar a cabo este trámite es necesario solicitar una cita previa en la página oficial de internet.

¿Por qué es necesario realizar el proceso de renovación de la tarjeta de residencia de larga duración?

En realidad, el proceso para renovar la tarjeta de residencia de larga duración es bastante sencillo, sobre todo cuando se compara con otras renovaciones de autorizaciones de residencia que el extranjero puede estar usando hasta que haga la renovación de la residencia de larga duración. 

Este proceso es más sencillo debido a que, como ya mencionamos anteriormente, realmente lo que se está renovando no es la condición de residente legal del ciudadano, sino que lo que se está renovando es la tarjeta plástica. En la normativa se establece que, aunque un extranjero no renueve su tarjeta de larga duración seguirá siendo residente legal en España, sin importar las sanciones económicas que se les pueda imponer por no hacer la renovación.

Sin embargo, es necesario renovar el plástico en el que aparecen los datos del ciudadano extranjero. En pocas palabras, este proceso podría ser comparado a lo que es la renovación de DNI de un ciudadano español, el cual tiene que ser renovado cada cierto tiempo, pero el ciudadano no deja de serlo por no renovar su identificación.

De esta forma, cuando después de 5 años caduca la tarjeta de larga duración, el ciudadano extranjero tiene que realizar su renovación.

Esto tiene que hacerse cuando la tarjeta está vencida, ya que muchas personas cometen el error de presentarse para realizar la renovación cuando la tarjeta todavía está activa, ya que la Comisaría de Extranjería de la Policía Nacional no permite realizar la renovación cuando la tarjeta todavía no está vencida.

Se puede solicitar la cita previa desde un poco antes de que la vigencia de la tarjeta se acabe, para que de esta forma puedas realizar la renovación unos pocos días después de que haya dejado de ser vigente.

¿Qué se necesita para realizar la renovación de la tarjeta de larga duración?

Se tiene que presentar el modelo de solicitud X17, el empadronamiento (en caso de que se haya cambiado de domicilio), la tarjeta original y una fotocopia de la tarjeta que vamos a renovar, el pasaporte (original y una fotocopia) y el justificante de abono de las tasas correspondientes (790 código 012). Algo que recomendamos dejar en manos de profesionales.

Es importante tener presente que muchas comisarías de policía en ese momento exigirán una prueba de residencia continuada de los últimos 5 a 10 años, algo que está mal, ya que para la renovación de la tarjeta de residencia de larga duración no se tiene que acreditar una residencia continuada de los últimos 5 años como sucede en la primera residencia de larga duración, aunque para la renovación no es necesario.

Esto suele suceder, de forma general, porque en muchas comisarias lo que hacen es verificar que no existe una causa de extinción de esa tarjeta o que durante los últimos 5 años no ha habido una causa de extinción de dicha tarjeta, que generalmente se hace cuando un apersona sale durante más de un año de forma consecutiva de la Unión Europea.

En caso de que la Comisaria considere que pudiera existir una causa de la extinción de la tarjeta debido a que el extranjero has estado fuera durante más de un año de España o la Unión Europea, en este caso generalmente se renueva la tarjeta y comunica a la subdelegación del gobierno se realice una audiencia para realizar una verificación.

Sin embargo, en la mayoría de los casos se solicita el pasaporte, sus sellos o informes de trabajo. Teniendo esto documentos puede ser más fácil, ya que así la renovación se hace fácilmente.

A continuación, el extranjero tiene que colocar su huella en el escáner y luego de unos 25 o 30 días se puede ir a recoger la tarjeta a las oficinas. Durante este periodo, mientras se espera la nueva tarjeta física, la residencia sigue siendo completamente valida para vivir y trabajar en España.

Por otro lado, si estás pensando en viajar o salir de España será necesario solicitar una autorización de regreso. De esta forma podrás evitar complicaciones al tener que viajar por motivos de trabajo o personales durante el periodo mientras esperes a que se termine el proceso de renovación y puedas recoger el nuevo plástico.

En realidad, esto es todo lo que tienes que saber para poder tramitar la renovación de la tarjeta de larga duración. Como puede notar el proceso es realmente sencillo y no se necesitan muchos documentos o realizar otros trámites más complejos para poder realizar dicha renovación.

En caso de que tengas algunas dudas o complicaciones puedes comunicarte a las líneas de ayuda de las oficinas de extranjería para solicitar informes o que un asesor se encargue de resolver las dudas o problemas que puedas tener sobre el trámite de renovación de tu tarjeta de residencia de larga duración.