Los fines de los convenios de doble imposición

603

Los fines de los convenios de doble imposición

Los fines de los convenios de doble imposición

Los convenios de doble imposición pueden ser percibidos desde muchos puntos de vista, teniendo en cuanta si es la Administración o el contribuyente los objetivos pueden ser realmente distintos.

Si tenemos en cuenta el punto de vista de la Administración tributaria, los convenios de doble imposición poseen dos objetivos muy similares:

  •   La prevención de la evasión fiscal
  •   La eliminación de la doble imposición internacional

La eliminación de la doble imposición económica no aparece contemplada en los convenios  de doble imposición, de hecho parece que no es el objetivo de los convenios.

Los objetivos de los convenios de doble imposición desde un punto de vista gubernamental pueden resumirse en:

  • La eliminación de la tributación discriminatoria.
  • La existencia de cooperación entre los administradores fiscales con el fin de luchar contra la evasión fiscal.
  • La eliminación de la doble imposición.
  • la seguridad jurídica y fiscal necesaria para atraer el capital y comercio.
  • Y por último el justo reparto de los ingresos fiscales de los mismos Estados.

Entre los aspectos positivos de la aplicación de los convenios de doble imposición nos encontramos  con que estos ofrecen una garantía a los inversores de cómo serán tratados fiscalmente en territorio extranjero. Asimismo se establecen relaciones tributarias entre dos Estados, lo cual es fundamental para el intercambio de información sobre cada uno de los sistemas fiscales de los países en cuestión. También representa un aspecto positivo porque los convenios de doble imposición deben ser reconocidos como un aspecto de la política de fomento de las inversiones de un país a otro o viceversa y también como medio para la eliminación de los obstáculos fiscales al movimiento de personas y capitales entre Estados.

Desde la perspectiva del contribuyente los fines que se persiguen son entre otros: fomentar el principio de no discriminación, eliminar la doble imposición internacional, proteger las inversiones de los no residentes y la seguridad jurídica, fomentar las inversiones a través de los tipos de retención, etc.